Unas palabras con Susana Griso en la MBFWM18

En la pasada edición de la Mercedes Benz Fashion Week tuvimos la suerte de hablar con Susana Griso unos minutos a su salida del desfile de Roberto Torreta, le preguntamos sobre dos de los temas que más nos preocupan actualmente:

AB: ¿Crees que es posible que los grandes diseñadores vuelvan a producir sus colecciones en España?

S.G: Me consta que muchos diseñadores están recuperando la producción nacional, sobre todo en Coruña y además creo que es lo que toca. Cada vez se requieren un diseño y una confección más fina. No estoy especializada en este sector, pero se gracias a grandes amigos que se dedican a esto que todo varía en función de la fabricación, del número de prendas y del detalle que se pretenda conseguir y lo que está claro es que si lo que quieres es que la prenda luzca tienes que buscar artesanos locales.

AB: ¿Qué te parece animar a los jóvenes a estudiar y formarse en profesiones tales como la confección o la gestión de la producción? Alejándonos del diseño, que ya sabemos que es la base y orientándonos hacia unas profesiones que se han perdido.

SG: Creo que con el tiempo hemos sido avasallados por una competencia barata en diferentes países como China, Marruecos o Turquía y lo que toca cada vez más es recuperar ese diseño más propio porque es algo que cada vez valoran más las grandes marcas y por supuesto ojalá podamos recuperar estas valiosas profesiones que se han ido perdiendo y que tenemos que cuidar y mimar.

No podíamos meternos en una pasarela, teníamos que reorganizar la firma. Estábamos metidos en muchos frentes, como por ejemplo sacar una línea propia de zapatos que se van a ver en pasarela, para presentar una colección“ Roberto Torreta vuelve a la pasarela más emblemática española después de unos años de ausencia en los que, como el mismo reconoce, ha estado trabajando en diferentes proyectos los cuales irán poco a poco viendo la luz. 

Las prendas que pudimos disfrutar en esta pasada edición de MBFWM se salen de lo que el  la marca nos tiene acostumbrados, experimentando con formas diferentes y nuevos tejidos. Pero siempre presumiendo de la esencia femenina y elegante de la firma que en esta ocasión muestra una línea más sofisticada y otra más sport.

Así fue esta edición de Mercedes Benz Fashion Week Madrid

El pistoletazo de salida de esta edición tuvo lugar el día 24 de enero, día en el que los desfiles se desarrollaron fuera del pabellón de IFEMA y que comenzó con un evento organizado por Facebook «El Nuevo escaparate de la moda».

Pic by Europa Press

A lo largo del día disfrutamos en diferentes emplazamientos de diseñadores como Duarte, Oteyza y Pilar Dalbat, siendo Pedro del Hierro el que, tras 16 años de ausencia sobre la pasarela española, ponía el broche de oro al primer día. Los directores creativos de la marca, siguen apostando por la elegancia y la creación de líneas para vestir de un modo sofisticado a la par de cómodo a mujeres y hombres, líneas muy fluidas para ellas y trajes para ellos, unidos siempre con su básica e imprescindible camisa blanca.

El segundo día de desfiles, lo inauguró María Escoté añadiendo una novedad a su colección, todo lo que hemos visto sobre la pasarela lo podemos adquirir ya a través de su página web, un «movimiento» denominado  ‘See Now, Buy Now’, lo veo, lo quiero. Bajo la impiración «María on the Moon», esta diseñadora conocida internacionalmente por vestir a celebrities consagradas, nos presenta una línea inspirada en la estétia futurista que recupera cortes de los años 60, apostando además por los calados circulares y por tejidos de acabado tecnológico. Como siempre, el uso de estampados la define, convirtiéndose un año más en su seña de identidad.

Pic by Eduardo Parra WireImage

 

 

 

Rompiendo con la estética habitual, los diseñadores Álvaro Castejón y Arnaud Maillard (Alvarno) recrean sobre la pasarela un espacio sutil y ligero vistiendo la pasarela de paneles de tul blanco desde el techo al suelo que simulaban haces de luz intensa. Una colección con aires nómadas, junto con líneas slim donde triunfan los «oversize» sobre todo en prendas de abrigo. Estampados que evocan personajes de Star Wars, colores en tonos neutros y por supuesto intensos. Vimos también flecos, joyería, sandalias de tira ancha en el tobillo o botas de caña alta y tacón fino.

Roberto Verino se dio cita también el segundo día de Mercedes Benz Fashion Week y se sumó al movimiento «See Now, Buy Now» por lo que los amantes de esta consolidada línea de diseño pudieron hacerse con sus prendas en el mismo momento del desfile. Las prendas en tonos blancos, azules, tierra y volcánicos se mezclan con otras de corte más relajado. Los ya conocidos cuadros de Manrique sobre prendas de algodón y alternando además texturas más sofisticadas que suponen ya, una oda a la artesanía canaria.

Jorge Vazquez, Leando Cano, Mané Mané y Juan Vidal, fueron los encargados de cerrar este día de desfiles, en el caso de los tres últimos sacando sus diseños de IFEMA y exponiendo sus colecciones fuera de IFEMA.

Pic by image.net

 

La bienvenida al tercer día de desfiles fue a cargo del diseñador Andrés Sardá, con Mario Vaquerizo como padrino de excepción nos presentó una colección caracterizada por los tonos llamativos, llenos de color. Botas por encima de la rodilla, trajes de baño con cortes elevados para estilizar al máximo la pierna, inspiraciones ochenteras y aires aérobicos, de tétris y vídeo juegos. Uno de los desfiles más llamativos del día sin duda.

The 2nd Skin Co nos regaló también un aire ochentero que prevalece en muchos de los desfiles que hemos podido ver en esta edición. Creaciones que visten a la mujer en su día a día y ¿por qué no? en sus citas nocturnas, con un elevado tono de sensualidad, añadiendo como novedad prendas de cuello alto y vestidos de punto y además incluyendo el color negro dentro de sus diseños. Una prenda por la que han apostado fuerte han sido los blazer-vestido de tweed negro, versionando escotes de palabra de cono que prescinde de margas, escotes asimétricos y grandes flores en el hombro han sido otros rasgos destacables del desfile.

La elegancia y sutileza llegó de la mano de Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda España. Una colección inspirada en el Gingko, arbol de origen asiático «una especie resistente, solitaria y única, último superviviente de un linaje antiguo, símbolo del implacable y silencioso crecimiento de la vida en un contexto desfavorable y devastado». Trajes sastre con chaquetas voluminosas, hombros muy elevados y pantalones rectos y anchos. Abrigos y vestidos de un tono exquisito se conjugaron con el color protagonista: el rojo. Apostando un año más por el zapato plano, comodidad y elegancia nunca vivieron tan en consonancia.

Agatha Ruiz de la Prada y Duyos fueron los encargados de cerrar el día de desfiles en IFEMA. De la Prada convirtió esta edición de MBFWM en su jornada más patriótica, vistiendo el fondo y la pasarela con una gran bandera de España. Inaugurando el desfile la modelo Georgina Stojiljkovic, prendas más accesibles, asequibles y fáciles de llevar combinando con su sello de identidad, la voluptuosidad, el colorido y las estridencias que la definen, una maravilla. Por su lado, Juan Duyos, se apuntó un tanto reivindicativo llenando la pasarela de mujeres reales. Duyos quiere vestir a las profesionales de las pasarelas y también a las mujeres con otros cuerpos, creando una visión mucho más amplia de lo que estamos acostumbrados en estos eventos de moda, el diseñador quiso lanzar una clara afirmación sobre la importancia de que la moda llegue a todas, no solo a un grupo de mujeres en concreto. El día lo clausuró La Condesa, desfilando en en Only You Boutique Hotel, Madrid.

El fin de semana ha estado plagado de moda, grandes diseñadores desfilaron en el pabellón 14 de IFEMA, Ailanto, Angel Schlesser, Ulises Mérida, Oliva o Teresa Helbig… muy pronto os contaremos más detalles sobre sus desfiles, así como los que han tenido lugar en otros lugares estratégicos de la comunidad de Madrid.